La Fábrica de las Hadas

Hola a todos, bienvenidos a nuestro blog, esperamos que os guste y que dejeis vuestros comentarios.


viernes, 20 de julio de 2012

Ungüento de hipérico y árnica



Hola a todos, con esto de las vacaciones y las niñas en casa, la verdad no hay tiempo para mucho.
Hoy tenía un ratillo y  con un oleato de hipérico, que hice con las flores que recogí con unos amigos en el campo y que tenía muchas ganas de usar, he echo este ungüento para los golpes.
Mañana nos vamos de acampada y tengo que ir bien surtida, con los niños ya se sabe.
El ungüento lleva oleato de hipérico en aceite de oliva, oleato de árnica en aceite de almendras, cera de abejas y aceite esencial de lavanda y romero.

Hipérico:
Su riqueza en taninos ha convertido a esta planta desde la antigüedad en una de las mejores armas para la cicatrización de heridas y la curación de las quemaduras o llagas. La podemos considerar como el antibiótico de la Edad Media, por la gran importancia que tuvo esta planta en la curación de las heridas de guerra. 

Esta maravilla de planta es indispensable en el botiquín casero, para calmar dolores reumáticos o para aplicar inmediatamente después de sufrir un golpe.

Es importante proveernos del aceite de hipérico biológico, que haya sido obtenido mediante maceración en aceite proveniente de cultivos libres de aditivos químicos, así, nos aseguramos de que permanezcan intactas sus propiedades.


Espero que os guste.