La Fábrica de las Hadas

Hola a todos, bienvenidos a nuestro blog, esperamos que os guste y que dejeis vuestros comentarios.


Reconocer nuestro tipo de piel

¿Como podemos identificar nuestro tipo de piel?
Aquí os pongo una descripción de los diferentes tipos de piel:


* Piel normal: es tersa,  lisa y blanda según la edad, no brilla ni esta tensa.
* Piel joven: es lisa, blanda, sin arrugas y limpia. Deben usarse cosméticos a base de productos suaves.
* Piel envejecida: muestra bastantes arrugas, tendencia a resecarse o a producir grasa, y  disminución de la capacidad de almacenar humedad.
* Piel grasa: es compacta, mal irrigada, con un leve tono brillante debido a la grasa casi simpre de poros dilatados, aveces con comedones y espinillas debido al exceso de grasa. Este tipo de piel debe utiliar productos naturales que ayuden a la piel a regular la segregación de grasa.
* Piel seca: casi siempre sin brillo, muy sensible, con frecuancia enrojecida, poros finos, tendencia a la descamación. La falta de hidratación y grasa de la piel suele originar una aparición de arrugas prematuro. Este tipo de piel debe utilizar productos narturales que le aporten a la piel grasa y humedad.
* Piel descamada: ofrece un aspecto poco sano y muy descuidado por las escamas en la piel, se forman en ella cada vez más impurezas o arruguitas porque la piel no puede respirar bien. Lo más importante es limpiar bien las escamas adheridas.
* Piel sucia: se caracteriza por tener inflamaciones localizadas (granos) debido a la obstrucción de los poros, por la falta de limpieza. Debido a la hipersecreción de grasa le proporciona un ligero brillo. Lo más importante para este tipo de piel es la limpieza a fondo para prevenir la formación de impurezas. 
* Piel mixta: presenta simultáneamente zonas secas y grasas, es característica la T de la cara, frente, nariz y mentón con piel grasa, mientras ojos, boca y cuello la tiene seca.
*Acné: aparece durante la adolencencia debido a un trastorno funcional de la piel de origen hormonal. La secreción de grasa obstruye los poros sobre todo en el rostro y la frente, produciendo comodones y espinillas.


Con frecuencia la piel ofrece un aspecto diferente según las partes del cuerpo. Podemos tener la piel del rostro seca y la del cuerpo grasienta o al contrario. La piel está sometida al influjo de numerosos factores distintos como la dieta, el sueño, esfuerzos, indisposiciones, la permanencia al aire libre o en espacios cerrados, las inclemencias del tiempo... Por todo esto en importante seleccionar los productos cosméticos apropiados a nuestro tipo de piel. Sólo la cosmética apropiada para cada individuo consigue resultados satisfactorios.